El plato del buen comer para niños

Aquí recibirás datos interesantes sobre exposición del plato del buen comer para niños.

El plato del buen comer y los niños

Ser padre es una tarea complicada, una de las cosas que nos complica la vida  es aprender sobre los requerimientos alimenticios diarios que los niños en etapa de crecimiento necesitan.  Si lo pensamos bien, desde que el bebé está en el vientre una de nuestras mayores preocupaciones, es precisamente la alimentación, pues esta es la manera en la que podemos garantizarles un desarrollo óptimo y una salud de hierro.

Con la dieta correcta, nuestros hijos podrán crecer y potenciar el desarrollo de sus habilidades motrices y mentales, esto facilitará su vida diaria y lo ayudará con la concentración a la hora de estudiar, tener un sueño verdaderamente reparador, entre otras cosas. Además, se limita el riesgo de enfermedades relacionadas con la anémica, el cáncer, las caries y el sobrepeso. 

Lo primero que debes tener en cuenta, es el número de comidas diarias que debes ofrecerle a tu pequeño. Si bien, nosotros los adultos tenemos una organización de tres comidas diarias, en el caso de los niños, tenemos que habituarlos a realizar cinco comidas: desayuno, almuerzo y cena, más dos comidas ligeras, organizadas  a la hora del receso en el colegio y a la hora de la salida.

Esto significa que hay que distribuir la ingesta calórica a lo largo del día, teniendo en cuenta que para el desayuno se debe servir el 25% de las calorías diaria. También, otro dato es que la cena debe realizarse temprano para que el pequeño no se acueste con el estómago lleno. 

El plato del buen comer para niños de preescolar

La clave para la base de una buena alimentación tomando como referencia que es el plato del buen comer y para que sirve para niños, ya sea en preescolar o menores, es el equilibrio. Hay que mantener la variedad de los alimentos que va a consumir y potenciar de manera divertida el consumo de los alimentos más sanos y que francamente son un reto para ellos, hablamos del grupo de las frutas y verduras. 

Al igual que en el caso de los adultos, es obligatorio tratar de evitar las grasas, los azúcares y demás alimentos procesados, ya que no brindan los requerimientos nutricionales que tus hijos necesitan y además, aumentan el riesgo de que aparezcan problemas serios de salud que ya hemos tratado a lo largo de este post. 

que es el plato del buen comer para niños

Organización del plato del bien comer para niños

El plato del bien comer, como tal debe estar dividido en cinco partes, el tamaño de las porciones varía según el grupo de alimentos que sea. Como ya te explicamos, debes tomar como referencia los colores del semáforo para organizar las cantidades de cada grupo, acorde a los significados de los colores, por ejemplo: verde-sano, amarillo-moderación y rojo-cuidado.

Uno de los tercios en los que debes dividir el plato, debes servir los alimentos del grupo verde que se deben consumir diariamente ya que son los más sanos, lógicamente hablamos del grupo de las frutas y las verduras. Es obligatorio servir por lo menos cinco piezas de verduras o frutas, según las recomendaciones de la Organización Mundial para la Salud. 

El otro tercio del plato debe ir acompañado por los alimentos que hacen parte del grupo agrupado en el color amarillo, se trata de los cereales y tubérculos. Este grupo es el encargado de aportar las fuentes de energía diaria.  Se debe combinar con las leguminosas, las cuales son una fuente importante de proteínas que ayudarán a tu bebé en la formación y reparación de tejidos. 

Ya por último, tienes el trozo restante del plato que es el de color rojo conformado por las proteínas de origen animal. Esta porción es un poco menor en cantidad, pero debes tener en cuenta que debes incluir todos los grupos, ya que cada uno de ellos tiene un beneficio particular para el organismo, lo único es que hay que aprender a combinarlos y a servir las porciones realmente necesarias. 

el plato del buen comer para niños de preescolar

Recomendaciones 

Introducir vegetales y frutas en la dieta de nuestros hijos, suele ser un poco complicado. Por eso, es necesaria la creatividad a la hora de cocinar y preparar los menús, con recetas fáciles y divertidas,  así esta tarea será mucho menos complicada y poco a poco formará un hábito que continuará con ellos hasta la adultez. 

Una forma para hacer atractivos los menús, consiste en potenciar los sabores, los olores y las diferentes texturas de los alimentos. Esto será clave, ya que estimulará el apetito del pequeño. Eso sí, para que la hora de comer no sea una tragedia griega, es importante no utilizar la comida como castigo y mucho menos, utilizar la comida como premio. 

La educación alimentaria será la clave para que tus hijos puedan llevar una vida necesaria, pero esto implica una inversión de tiempo que debes hacer que, con estrategias divertidas, te permitirá explicarles de manera didáctica, la importancia de una buena alimentación. Una estrategia interesante que puedes aplicar es en una visita al súper, allí puedes aprovechar para explicarles la variedad de alimentos que te pueden brindar una alimentación balanceada. 

Otra estrategia interesante es permitirles que te ayuden en la cocina, hazlos participar en la escogencia del menú y en su preparación. Esto les permitirá pasar mucho más tiempo juntos, aprendiendo cosas nuevas y creando hábitos interesantes.

Ahora bien, en cuanto a las recomendaciones a la hora de cocinar, es necesario utilizar aceites vegetales saludables como el de oliva, canola, girasol. Hay una gran variedad en el mercado que puedes utilizar en ensaladas y verduras. 

Así mismo, cambia la margarina por mantequilla de verdad, es una opción mucho más sana y nutritiva con la cual acompañar las tostadas, ya que conserva las vitaminas y minerales propias de la leche. 

En cuanto al consumo de leche, es importante que elijas esas marcas que no tienen sabores añadidos. El yogurt es una opción deliciosa para las meriendas, trata de que sea natural y sin azúcar añadida. Ya que si bien los lácteos son una fuente increíble de calcio y vitamina D, es importante limitar su consumo ya que tiene efectos desagradables en el estómago.

Promueve el agua como una opción idea para acabar con la sed, los jugos resérvalos para las comidas principales y las meriendas. 


Actividades del plato del buen comer para niños

Una de las actividades para trabajar el plato del buen comer en preescolar es jugar a la sopa de letras aprendiendo los nombres de algunasde las frutas y verduras que se comer en un plato saludable. Es por eso que te dejamos algunos para que impriman y aprendan jugando.

actividades del plato del buen comer en preescolar
Sopa de letras de frutas
situacion didactica del plato del buen comer para preescolar
Sopa de letras con frutas y verduras

Créditos del video: Mario Carreón